, , , , , , , , , , , ,

JOSÉ R. MÉNDEZ | Comité Rector del Tourism and Society Think Tank

JOSÉ R. MÉNDEZ | Comité Rector del Tourism and Society Think Tank

El Sr. José Méndez o Pepe Méndez como le llaman todos sus amigos es un empresario, con experiencia en la gestión de organizaciones y proyectos, participa en el Programa de Maestría en Turismo y Patrimonio Cultural y Cátedra UNESCO de Turismo Cultural y certificación UNESCO Gestión de los Sitios del Patrimonio Mundial.

Director Ejecutivo del Patronato del Rímac y Cite Tecnología e Industrias Creativas (Perú), su gran pasión, trabaja para integrar personas que tengan como objetivo movilizar, involucrar y comprometer a las instituciones públicas, empresa privada y a las personas para lograr la recuperación del espacio ciudadano, conservación, difusión y puesta en valor del patrimonio cultural material e inmaterial, natural, arqueológico, histórico y artístico del distrito del Rímac.

Estimado Sr. Méndez, antes de nada, ¿qué es RÍMAC?

El Rímac es un distrito tradicional de Lima en Perú, forma parte del Centro Histórico y por sus características de excepcional valor que lo hace único en el mundo, fue reconocido como Sitio del Patrimonio Mundial por la UNESCO. Conserva la extraordinaria riqueza y diversidad de nuestro patrimonio arquitectónico, su historia, tradiciones, su música y gastronomía. Un inestimable valor cultural que constituye a su vez un gran potencial turístico. Hace 10 años venimos trabajando con el objetivo de convertir el Centro Histórico del Rímac, en la mejor demostración posible de la decidida voluntad del Perú para transformar el RÍMAC en un espacio ciudadano para vivir, trabajar y disfrutar.

En su opinión, ¿cuál es la importancia del patrimonio en el turismo?

Uno de los sectores donde el patrimonio interacciona e impacta de manera más notable es, sin duda, el del turismo. La UNESCO, entiende hoy el Patrimonio Cultural en sentido amplio, a la vez un producto y un proceso que suministra a las sociedades un caudal de recursos que se heredan del pasado, se crean en el presente y se transmiten a las generaciones futuras para su beneficio. Para nosotros el patrimonio monumental, histórico y cultural del Rímac es un activo principal, queremos verlo como un valor económico para que sea detonador del desarrollo económico y social de los ciudadanos del Rímac. Por tanto, el potencial económico del patrimonio no debe verse únicamente por su cantidad y calidad desde un punto de vista cultural, sino que es necesario ponerlo en perspectiva por su valor como recurso para el desarrollo social y en especial el del turismo.

¿Qué importancia tiene el patrimonio cultural para el fomento del turismo cultural?

El Patrimonio Cultural designa una herencia (material o inmaterial) recibida por la comunidad del Rímac no solo para ser transmitida a las generaciones que vendrán, sino también para ser aprovechada, disfrutada y protegida por las generaciones presentes. Este matiz fundamental, justifica comprender el patrimonio en su doble valor cultural y económico. Entonces el patrimonio resulta ser el recurso de mayor peso para el desarrollo económico de la comunidad y este patrimonio cultural a su vez es el elemento con mayor capacidad de atracción del turista cultural. No olvidemos que el turismo cultural en el mundo ha conseguido adaptarse con éxito a los desafíos impuestos por la situación sanitaria y a los cambios en las necesidades y patrones de consumo de los turistas.

¿Cómo fomentar el turismo patrimonial en espacios como RÍMAC?

El patrimonio histórico y cultural que atesora él Rímac es de un valor único y afrontamos problemáticas ante las grandes dificultades que supone conservar esta herencia. No hay duda de que el Patrimonio Cultural genera importantes actividades económicas directamente relacionadas con su identificación, protección, conservación, restauración, gestión y puesta en valor, pero además el patrimonio se relaciona con otras actividades o productos de la economía, especialmente el amplio sector de las industrias culturales y creativas.

Esa riqueza la de las ICC es la que en el Rímac también estamos trabajando, porque no solo se trata de desarrollar contenedores sino también de la creación de contenido, donde es muy importante la participación de la población local que tiene que ver con la creatividad y las artes. Estamos trabajando en distintos campos de la gestión y promoción del patrimonio: medio ambiente, turismo, arqueología, seguridad, urbanismo, accesibilidad, movilidad, sin olvidar la de promoción de la oferta turística cultural y el de las industrias creativas como valor único y excepcional, para así lograr una mayor visibilidad de nuestro producto en todo el mundo.

¿Cuál cree que es la situación actual del patrimonio peruano y su relación con el turismo?

El Perú es considerado uno de los siete focos originarios de cultura de la humanidad, la cultura de los INKAS. El legado patrimonial de los Inkas que ha dejado la historia por todo el territorio del Perú es un caso muy amplio y grande, requiere de una política de estado que aún no hemos logrado desarrollar. Tenemos tanto, que no sabemos todavía cuánto.

Esto requiere no solo ingentes recursos económicos, sino también humanos y técnicos. La existencia de patrimonio cultural y cultura inmaterial no supone en sí mismo ningún beneficio económico automático para un territorio: es necesario dotar a estos bienes de inversión económica, de políticas culturales y turísticas adecuadas para que su gestión vaya enfocada a la generación de un desarrollo social y económico del territorio, garantizando al mismo tiempo su conservación y sostenibilidad. Aquellos países que desarrollan políticas de estado culturales específicas alcanzan un crecimiento del turismo cultural mucho mayor que aquellos que no las aplican.

Teniendo en cuenta su experiencia, ¿Qué aporta de novedoso el Tourism and Society Think Tank a la industria turística?

Tourism and Society Think Tank está formado por profesionales expertos en distintas áreas del turismo y sociedad, independientemente de los cargos corporativos e institucionales que representan, y se conforman como un gran espacio de reflexión, consultoría y asesoría para profesionales, empresas e instituciones de la industria turística. Contribuye al desarrollo y conocimiento de la industria turística, los tipos de turismo y la incidencia social que esta tiene. Además, analiza las tendencias del Turismo con la participación de los actores y agentes relacionados. También permite la promoción y comunicación entre profesionales a través de los encuentros profesionales, publicaciones, entrevistas y más. Finalmente proporciona información y señala los riesgos y oportunidades de un sector cuyo impacto social, económico y cultural es de primer orden.

¿Porque considera que el TSTT es importante para los destinos turísticos como es RÍMAC?

Lo primero es que gracias al TSTT en alianza con PROMPERU, estamos promoviendo un evento mundial en Lima y Tarapoto, con profesionales de primer nivel para reflexionar y presentar propuestas innovadoras para la transformación de procesos por la digitalización en la gestión de producto turístico. El tema es Digitalización e Innovación para la industria turística; esto pone al Rímac en el ojo del mundo de la industria turistica. Además, se esta convocando a inversionistas globales para el desarrollo de proyectos en el Perú y el Rímac en particular.

Para la puesta en valor del patrimonio, de la industria turística, resulta imprescindible la colaboración público-privada. ¿Cómo definiría la situación actual en Perú?

Es esencial la colaboración entre todos los actores de la industria, para encontrar soluciones y estrategias que permitan el desarrollo de un turismo sostenible, accesible e innovador; diversificando la oferta turística y poniendo en valor la identidad cultural a la vez que se dinamizan los flujos turísticos y se crea riqueza. Ante la crisis sin precedentes que vivimos, Perú debe acelerar su recuperación económica y es el patrimonio cultural un potente factor de desarrollo económico. El turismo es la industria de mayor y más rápido crecimiento, y su desarrollo, éxito y longevidad son de importancia para la economía. Por eso debemos trabajar para recuperar la confianza del mercado, innovar la propuesta de valor, extender la digitalización a todo el sector y elevar los niveles de servicio. Hay que abandonar las inercias y emprender de inmediato acciones conjuntas del estado, la empresa privada, la sociedad civil y la academia que funjan como cimientos de la transformación turística del Perú. Se ha demostrado que la labor exitosa del Patronato del Rímac, con la academia, el sector privado y el estado es una buena muestra de ello.

Y desde el punto de visto de la colaboración público – privada, ¿qué líneas cree que se deben de considerar?

La crisis sanitaria ha puesto a la administración a la cabeza de la recuperación. Se debe actuar de forma ágil, rápida y contundente dando respuesta a los retos a los que se enfrenta la actividad turística. Es necesario aprovechar y crear capacidades en los equipos internos y trabajar estrechamente con las administraciones regionales y locales, el sector privado, las comunidades y la ciudadanía. Desde esta óptica proponemos acciones de gran envergadura que servirán de base para la recuperación y transformación turística.

Primero es la digitalización de manera sostenible de todo el ecosistema de la industria turística del Perú. Promover, desarrollar y digitalizar los destinos y también poner en valor productos de identidad cultural como gastronomía y artesanía. El programa busca formar y capacitar a los profesionales del sector en materia de gestión turística y la alfabetización digital de todos los usuarios. también actúa en diseñar nuevas estrategias de comunicación y promoción, crea herramientas de certificación digital para productos de identidad cultural y modelos de colaboración que favorezcan las relaciones entre el sector público y el sector privado.

Tras una pandemia como la que hemos vivido, ¿cómo el TSTT, como grupo de expertos que lo forman, puede ayudar a posicionar a los destinos turísticos?

Claro que sí, la calidad del colectivo que lo forma, tanto a nivel directivo como de base, y la experiencia y know-how de estos es de mucho valor, tienen conocimiento de los actores y de la industria turística, por otro lado, la independencia y el carácter abierto y participativo de todos es una fortaleza, así como el carácter multidisciplinar de sus miembros genera multiples relaciones institucionales y comerciales. Es que el TSTT es un espacio donde profesionales de distintos ámbitos, puedan reflexionar y presentar propuestas innovadoras para posicionar a los destinos turísticos.

Desde hace unos diez años, usted dirige el Patronato RÍMAC, donde la recuperación patrimonial es la base para un desarrollo social, económico y cultural, ¿cómo inició su trabajo y dónde se encuentra en estos momentos?

El Rimac, es una utopía cultural, convirtiéndose en realidad. Es que la resiliencia y tenacidad indesmayable, es lo que viene impulsando a los miembros del Patronato del Rímac, a no abandonar el objetivo, de ver pronto la recuperación del espacio ciudadano en el Rímac. En el año 2012, un grupo de ciudadanos conocedores del valioso patrimonio artístico y cultural que atesora el Rímac se reunió con el único objetivo de unir esfuerzos para impedir que el inexorable paso del tiempo y la desidia de las autoridades destruya el deteriorado legado histórico. Fue así como surgió el Patronato. Asumimos con firmeza el compromiso de recuperar el Rímac para el Perú y el mundo. Pero más importante aún, es para los ciudadanos del Rímac, ya que incluye la renovación de la vivienda urbana, para construir una sociedad con orgullo y sentido de pertenencia. Estos proyectos son de vital importancia para la recuperación del Centro Histórico, que forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad reconocido por la UNESCO a Lima desde 1991.

Queremos hacer una genuina diferencia positiva en la vida de las personas. Hoy estamos en pleno proceso de ejecución, de 30 proyectos de infraestructura, de recuperación y puesta en valor del patrimonio del Rímac, además de múltiples proyectos de desarrollo económico y social de la ciudad, de industrias culturales y creativas, y un observatorio del patrimonio para garantizar su mantenimiento y sostenibilidad. En menos de 4 años el Rímac habrá cambiado completamente. Podemos hacer una de las mejores ciudades del mundo en el Rímac, o al menos la mejor que hayamos sido capaces de crear entre todos. Se podría decir que siempre hemos sido disruptores y hoy la ambición de crear, mejorar y avanzar es evidente. Personalmente, me siento obligado a impulsar el cambio y cambiar el mundo para mejor, aceptamos la responsabilidad y la abrazamos.

Muchas gracias estimado Sr. Méndez, un caballero del Rímac y de Perú.

Logo diametro_fondo transparente 300x295 (300dpi)
DIAMETRO.ORG
Compartir en:
Reproducir este artículo

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *